You are here

¿Por qué están los distribuidores, instaladores y prestadores de servicios autorizados?

Precor está detrás de todos nuestros productos. Nos esforzamos por proporcionar productos de calidad, un servicio de atención al cliente excepcional y una garantía que proteja su inversión en caso de que el producto presente problemas concretos.

Para asegurarnos de que recibe el servicio de calidad que se merece, seleccionamos a aquellos distribuidores y prestadores de servicios autorizados por Precor que consideramos que comparten nuestra visión de la calidad y el servicio.

Precor proporciona la formación correspondiente a sus distribuidores, instaladores y prestadores de servicios autorizados con el fin de que realicen las instalaciones y el mantenimiento adecuados. Esperamos que nuestros distribuidores e instaladores ofrezcan servicio antes y después de la entrega, y cuenten con personal de servicio preparado.

En ocasiones, un distribuidor no autorizado se las ingenia para obtener equipos de Precor y venderlos a clientes confiados. Nos esforzamos por evitar estas prácticas tanto en las tiendas no autorizadas como en Internet. Desafortunadamente, no logramos dar con todos.

Garantía
La garantía de Precor no es transferible. Si un distribuidor no autorizado obtiene un nuevo equipo, la garantía pertenece a la persona que lo adquirió en primer lugar; en este caso, dicha persona es el distribuidor no autorizado. En ningún caso le podrán transferir la garantía.

Asimismo, en nuestra garantía se especifica que esta se anulará en el caso de que una persona no autorizada preste un servicio al equipo, incluidas la instalación y la configuración del producto.

Puede ocurrir que los vendedores no autorizados retiren el número de serie de un producto para que no podamos llegar hasta ellos: si el equipo no tiene número de serie, la garantía también queda anulada.

Problemas relacionados con la seguridad y el servicio
Tenemos un interés legítimo en evitar que los vendedores no autorizados vendan nuestros productos, pues probablemente no cuenten con personal cualificado ni preparado de Precor para realizar la instalación y prestar el servicio.

Los prestadores de servicio no autorizados no pueden obtener recambios certificados de Precor. Si un prestador de servicios no autorizado utiliza recambios que no se han diseñado para productos Precor, se expone al cliente a riesgos relacionados con la seguridad.