Buena gestión de los activos del gimnasio: Personal

Para operadores de gimnasios

Buena gestión de los activos del gimnasio: Personal

A la hora de dirigir un gimnasio, puede ser difícil saber si se están utilizando todos los activos en todo su potencial. Un activo que se puede pasar por alto es el personal: las personas con las que los socios interactúan a diario. Hemos reunido consejos de los expertos del sector del fitness sobre cómo formar y organizar al personal de un modo eficaz para que contribuyan a la consecución de los objetivos del gimnasio.

La importancia de un personal de calidad

Ya sean entrenadores personales como personal de recepción o gestores, las personas que trabajan en el gimnasio pueden aportar una buena experiencia a los socios del centro o hacerla fracasar. Huelga decir que, cuando un socio no se siente acogido, valorado y apreciado por el personal, existe un riesgo muy elevado de que cancele su suscripción.1 En cambio, si se crea un entorno en el que todos los usuarios se sienten bienvenidos y cómodos, se genera un ambiente que despierta pasiones.

Contratación de personal

Una de las mejores formas de acertar en la contratación de personal para el gimnasio es tener bien presentes sus valores fundamentales (es decir, las cualidades, la cultura de empresa y los valores del club que lo definen y lo hacen único). Eso hará que aumenten sus posibilidades de seleccionar el personal más adecuado para el club:

  • Busque empleados potenciales que sean agradables y extrovertidos, que se impliquen con los usuarios y que encajen en su cultura de empresa
  • Revise las solicitudes y realice entrevistas telefónicas y en persona con esos valores fundamentales en mente
  • Asegúrese de que los miembros del personal cuenten con las certificaciones y la formación adecuadas, que sean organizados y que presten atención a los detalles

Felicite al personal por sus logros

Siempre que pueda, reconozca los resultados excelentes del personal y desarrolle el talento interno promocionándolo desde dentro. Tenga en cuenta también que el reconocimiento no siempre tiene por qué traducirse en un ascenso. Los hitos de trabajo y los éxitos con los clientes son todos motivos de celebración. Recompense periódicamente la excelencia de su labor.

Eso tendrá un efecto positivo en el centro: cuando el personal se sienta valorado y comprometido, será más productivo y estará más entusiasmado con la empresa. A la vez, esta positividad se reflejará en los socios, por lo que habrá más probabilidades de que el personal se quede en el centro. Conservar a los empleados es algo muy valioso: al aportar el tipo de lugar de trabajo que le gusta al personal, también se fidelizan los socios a los que les gusta el centro por su relación con el personal.

Forme al personal

Después de reconocer, ascender o contratar al personal que se ajuste a sus valores fundamentales y que enriquecerá las experiencias de los socios, es el momento de avanzar hasta el siguiente paso crucial: la formación. Hay muchos gimnasios que tienen problemas con el liderazgo, las operaciones, el diseño y los sistemas. Aunque la formación del personal es algo que la mayoría de las empresas de fitness tienden a valorar muy poco, es un factor esencial en el que deberá invertir continuamente.

La formación constante mejora la cultura de empresa

Supere las dificultades en todo momento compartiendo inmediatamente la información con los nuevos empleados para reflejar sus valores, la cultura de empresa y el servicio de atención al cliente. Asegúrese de que todos los empleados comprendan la importancia que tienen para la consecución de un gimnasio seguro, eficaz y limpio. También debe marcarse el objetivo de aumentar las posibilidades de aprendizaje, entrenamiento y formación del personal, de manera que se impartan de forma periódica y puedan contribuir a la mejora de su cultura de empresa actual.

Prepárese para las preguntas de los socios

Además de basarse en los conocimientos de sus empleados y en la implementación de los valores fundamentales, asegúrese de que el personal esté familiarizado con la tecnología existente en el centro. Los usuarios de hoy en día esperan que todo el personal cuente con los conocimientos y la formación necesarios para ayudarles con cualquier cuestión de tipo tecnológico: desde las consolas de cardio hasta la conectividad Wi-Fi, pasando por la utilización del equipo más moderno, por nombrar solo unas pocas.

Ayude a sus entrenadores: ellos ayudarán a su empresa

Si quiere que los entrenadores causen un efecto óptimo en los usuarios, es importante que cuente con los equipos adecuados y que dedique espacios específicos al entrenamiento personal y en grupo. Ofrezca varios tipos de posibilidades de entrenamiento: individual, en grupos pequeños y en grupos grandes, además de sesiones de entrenamiento de distinta duración.

Plantéese la posibilidad de ofrecer a los socios actuales sesiones gratuitas de entrenamiento personal en grupo dirigidas por entrenadores personales. Es una forma fantástica de que los socios conozcan a los empleados y disfruten de las ventajas del entrenamiento personal, lo que podría convertirlos muy pronto en clientes dispuestos a pagar por un servicio de entrenamiento personal.

En resumen

Uno de los factores clave para dirigir un gimnasio de éxito es contar con un personal que encarne los valores fundamentales de la empresa. Esperamos haberle proporcionado alguna idea útil sobre cómo enfocar la contratación, la optimización, la formación y la inversión del personal para que el centro resulte acogedor, estimulante y seguro para todos los usuarios.

Le explicamos cómo gestionar mejor los otros activos de su gimnasio:

MARCA
CENTRO
EQUIPO